Cargando contenido

Tribuna de Actualidad


La sotana incoherente2007
28
Dic

La sotana incoherente

En pleno siglo XXI hay quien opina que las mujeres maltratadas “provocan con su lengua”, que la homosexualidad y la pederastia van de la mano e incluso que hay adolescentes que, deseando mantener relaciones sexuales, son capaces de ir provocando a un adulto. Que este tipo de “opiniones” se verbalicen con total normalidad e impunidad resulta chocante, que sean emitidas desde diferentes sectores de la Iglesia Católica Española simplemente repugna, y que añadan que las realizan desde el máximo respeto a las personas obviamente indigna.

Por Alberto Ríos Mosteiro


¡Compártelo!




¿Qué clase de frustraciones puede tener quien, para defender determinadas “ideas”, acude a comparaciones realmente odiosas en las que el aborto sería mucho peor que la violencia de género, a paralelismos despreciables que situarían a la homosexualidad y la pederastia como una novedad que, por vicio, muchos quieren probar por ser formas de “sexualidad distintas”, o a declaraciones que afirman que "intentar cazar niños es uno de los objetivos del movimiento gay"?.

Por mucho que lo intento no consigo comprender cómo una persona, que supuestamente es representante de Dios en la Tierra y ha de trasladarnos “su mensaje”, puede justificar, acudiendo a la "provocación", actos atroces que atentan contra la dignidad de cualquier persona, o calificar de “enfermos” a quienes intentan vivir su orientación sexual con la misma normalidad con la que otros la viven. Por mucho que me esfuerzo sigo sin comprender cuál es la función de una emisora, propiedad de la Iglesia Católica Española, cuyos locutores estrella destilan burlas y fobias a raudales contra el colectivo homosexual, alimentando la homofobia entre quienes, no teniendo nada mejor que hacer, deciden sintonizar su dial y empaparse de su ignorancia.

La Iglesia Católica haría bien en responsabilizarse de los numerosos casos de pederastia cometidos en su seno y que han salido a la luz, no precisamente gracias a ella, en los últimos años; haría bien en informarse de que las relaciones sexuales entre un menor y un adulto son un delito, tipificado en el código penal, que no admite justificaciones basadas en “provocaciones” ni "consentimientos" por parte de quien no tiene capacidad de obrar; haría bien en respetar con hechos, más que con palabras vacías, a quien no hace daño a nadie disfrutando su sexualidad; haría bien en explicar a sus fieles por qué razón remunera a locutores que defienden el aborto o dicen haber demostrado la falsedad del mito de la virginidad de María; pero sobre todo, haría bien en preguntarse el por qué de su obsesión con la sexualidad ajena: quizás así empiecen a vivir con más coherencia y a dejar vivir a quien ya la tiene.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


0
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


Muy bien Alberto, muy bien...
¿Sabes que esa iglesia de la que hablas y que denuncias, en otro momento de la historia te hubiese, como mínimo, cortado en trocitos y luego quemado?
Pues si. Hoy como poco debes estar inscrito en su "libro negro". Que sepas que yo también.
Hoy, podemos denunciar estos hechos y se supone que no debería pasarnos nada... hoy nos enteramos de sucesos terribles como bien argumentas, que están ocurriendo dentro de su propio seno, y como siempre ha hecho a lo largo de sus más de dos mil años de historia, nos da la callada por respuesta, o viene a pedir perdón (si es que lo hace) al cabo de doscientos años.
Mira, yo hace mucho tiempo llegué a una conclusión, y es que la ilglesia católica, como cualquier otra, no es sino la tapadera de una empresa formidable ( formidable en cuanto a los beneficios económicos que obtiene claro está) y que no tiene el más mínimo escrúpulo ni vergüenza en aprovecharse y utilizar, tanto los recursos económicos que puedan sacar a sus fieles y asi estos pobres cándidos ganarse la vida eterna, como en utilizar a los más inocentes para saciar sus más bajos instintos, que hasta asco me da escribirlo...
Esta es su moral, su famosísima doble moral y ¿A caso piensas que en algún momento van a ser misericordiosos, transigentes, tolerantes y respetuosos con nosotros los hijos del demonio, los pecadores, los enfermos, los a-normales?
¿Pero te extrañas que condenen nuestra sexualidad? Porque yo desde luego de lo que me asombraría es de que nos dejasen tranquilitos....

Por alex7 - 14/11/2010 10:35


Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.